Futbolista y más allá

Joaquín Sotomayor Díaz soñó con ser futbolista desde niño. Juega para el Club Santiago Wanderers desde 2010, desempeñándose en la posición de lateral izquierdo. Nunca dejará su sueño, pero hoy, al conocer al equipo de la Fundación Por Una Carrera, además de futbolista, quiere estudiar una carrera, y lo logrará gracias a su talento, sus esfuerzos y la ayuda de la Fundación.

A fin del 2016, postuló a la Universidad Andrés Bello para empezar a estudiar la carrera de Pedagogía en Educación Física, contando con la Beca Excelencia Académica.

 

IMG_3192Cuéntanos de tu año con la Fundación Por Una Carrera ¿Qué te aportó? ¿Cómo fue la experiencia?

Venimos trabajando con la Fundación desde el año pasado y ha sido una muy buena experiencia que me acercó a la posibilidad de estudiar una carrera además de jugar fútbol. Valoro mucho el hecho de que, gracias a las capacitaciones y al apoyo del equipo de la Fundación, me di cuenta de que los estudios abren muchas puertas y que la carrera de futbolista, aunque sea bastante buena, es corta. Además de darme las ganas de seguir estudiando en la Universidad, me orientó, ayudándome a conocerme a mí mismo, a detectar lo que me gustaba y cuáles son mis capacidades. Para terminar, el equipo de la Fundación Por Una Carrera me guío en la búsqueda y postulación a becas a las que podía optar, lo que también ha sido un aporte considerable.

 

¿Qué significa para ti la obtención de la Beca Excelencia Académica?

Ante todo es un premio, por todo el esfuerzo realizado durante los cuatro años de enseñanza media, y una gran sorpresa también, ya que no me lo esperaba. En el correo que recibí, avisándome que me había ganado la Beca de Excelencia Académica, precisaron que solamente la otorgan a quienes están en el 10% superior de su generación. Es un orgullo y un alivio para mí y mi familia.  

 

¿Cuáles son tus planes ahora? ¿Seguirás con el fútbol y los estudios?

¡Seguir con los dos, claro! El fútbol es mi sueño, no lo voy a dejar, y en paralelo, me aseguro un buen futuro con los estudios. De hecho, elegí la Universidad Andrés Bello porque es la que me da mejor oportunidad de entrenar y estudiar al mismo tiempo. Con la Fundación aprendí que ser futbolista no es incompatible con los estudios universitarios y estoy muy motivado para empezar este 2017.

 

¿Qué puedes decir del trabajo de la Fundación?

Lo encuentro excelente, abren las puertas a muchos jóvenes. Saben cómo hablar con nosotros, entienden lo que vivimos, lo que sentimos y por lo que estamos pasando. Nos estimulan y nos apoyan en una etapa muy importante de nuestras vidas. Ese aporte ha sido fundamental, no solamente para mí, sino que para todo mi equipo, porque muchos de nosotros no teníamos conocimiento de cómo era la Universidad, y cómo postular. Además, nos hicieron hacer varios test donde íbamos conociéndonos y conociendo nuestras fortalezas, de modo de elegir una carrera que nos gustara pero que también estuviera acorde a nuestras capacidades. En ese sentido hicieron un gran trabajo con nosotros.

 

¿Algo que quisieras decir al equipo de la Fundación Por Una Carrera?

Muchas gracias por todo lo que hicieron por mí, por ayudarme a obtener la beca y orientarme para mi futuro. Estoy muy agradecido de ellos por su dedicación y el esfuerzo que hicieron de cada día ir hacía Valparaíso, llevándonos hasta los computadores.

 

¿Una palabra para motivar a futuros asesorados?  

Les diría que es un proceso muy importante el que vivirán para saber lo que es la Universidad, la Fundación les va a ayudar a buscar sus caminos, las cosas que les gustan. Se darán cuenta de que es demasiado importante en la vida poder estudiar y que, en el caso de Santiago Wanderers, podemos estudiar y también jugar fútbol. También quiero decirles que no tengan miedo de preguntar, porque cuando uno pregunta, el equipo de la Fundación siempre tiene una buena respuesta y la da con mucho gusto, se nota que aman lo que hacen. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *